Debe ser una verdadera tragedia acumular tantas riquezas 
y al final, morir como todos los demas